Acuerdo permitirá a la unidad ser el único centro de recepción de informes sobre inteligencia financiera.

Ricardo Larín

Con 62 votos, los diputados reformaron hoy la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR), a fin de dar autonomía operativa a la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de dicha institución.

Tras su aprobación, esta unidad tendrá la potestad de investigar indicios de lavado de dinero y fondos que puedan provenir de ilícitos.

Este era uno de los requisitos establecidos por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) para que el país continuara formando parte de este organismo y permitir que se pudiese compartir información de inteligencia financiera con UIF de otros países miembros.

El diputado del PCN y presidente de la Comisión, Antonio Almendáriz, felicitó y agradeció a los miembros de la Comisión de Seguridad “porque no obstante que estamos en elecciones, el trabajo que ahí se hace no tiene tintes políticos”.

A partir de su publicación en el Diario Oficial, la reforma plantea que la unidad trabajará de manera aislada del resto de la FGR, pero será el mismo fiscal de la República quien determinará el proceso a seguir, una vez se tenga indicio de operaciones sospechosas.

El FMLN había planteado que en la reforma se agregara un informe de los casos investigados por dicha unidad, a lo que el mismo fiscal, Douglas Meléndez, se opuso, puesto que violaba la normativa internacional respecto a estas unidades.

Almendáriz propuso hacer este tipo de reforma en la Ley Especial contra el Lavado de Dinero y Activos.

Con la reforma, cuyo plazo fatal es el próximo 15 de febrero, se logra llevar resultados a la próxima asamblea de países miembros del Grupo Egmont. De no hacerse, explicó el fiscal Meléndez, el país caería en “una lista negra” de países que no cumplen con normativa internacional de estas unidades de investigación.

Norman Quijano, de ARENA, señaló que “si no lo hubiéramos aprobado, habríamos entrado en una zona gris (…) corríamos el riesgo de tener una imagen negativa y con consecuencias graves ante organismos internacionales”.