Ayer el fiscal general de la República dijo que investigará el ataque cibernético contra el tribunal electoral.

Gabriel Recinos

Fernando Argüello Téllez, magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), aseguró que el objetivo del ataque cibernético a la web del Tribunal en diciembre del año pasado fue la búsqueda de debilidades informáticas.


“Lo que andan buscando son debilidades en el sistema informático que tenemos para el día de las elecciones realizar ataques más fuertes”, dijo el magistrado.


La semana pasada, Julio Olivo, presidente del ente colegiado, denunció un ataque al sitio de consulta de la conformación de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) con la intención de “saturarlo o bajarlo”.

El magistrado Téllez confirmó el hecho y aseguró que cuentan con elementos que lo confirman. “No es normal que en un minuto hayan más de 60 intentos de acceso. Sí hubo ataque (…) Nos estamos preparando, la empresa que proveerá el servicio también”, explicó.

Ayer, el fiscal general de la República, Douglas Meléndez, dijo que se investigará el ataque y que no se permitirá que se comprometa la transmisión de resultados para las elecciones del 4 de marzo.

“Vamos a ir a profundidad. Si alguien atenta contra el proceso electoral, tendrá sus consecuencias”, sentenció el fiscal.