Argumentó que en las listas de investigados por Probidad hay representantes de todas las ideologías y clases sociales, por lo que es indispensable combatir dicho fenómeno y hacer a un lado la polarización partidaria.

Andrés Pino

Sobre las recientes investigaciones hechas por la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Paul Steiner, fundador del Movimiento Democracia Limpia, afirmó en una entrevista que son evidencia que “la corrupción no tiene color partidario y no tiene ideología”.


Steiner argumentó que en las listas de investigados hay representantes de todas las ideologías y clases sociales, motivo por el cual se hace indispensable seguir combatiendo dicho fenómeno y hacer a un lado la polarización partidaria.


Aseguró que uno de los motivos por los cuales en los últimos años se han visto avances en la lucha contra la corrupción y el enriquecimiento ilícito, es porque hace poco ha habido “un despertar tremendo en la población”, el cual ha salpicado a las instituciones encargadas de perseguir dichos delitos.

Agregó, además, que ha ayudado bastante el hecho de que “hemos tenido una Sala de lo Constitucional que realmente ha estado luchando por la democracia y luchando por el país”.

Durante el diálogo, propuso que para evitar la impunidad en los casos relacionados a dicha materia es indispensable modificar el Código Penal y Código Procesal Penal, para eliminar su prescripción y hacer retroactiva su investigación.

Al respecto, recalcó que dicha iniciativa ya fue presentada a varias fracciones legislativas, pero no ha sido efectivamente respaldada por ninguna de ellas. No obstante, espera que los diputados la reconsideren “ahora que están buscando el voto”.

Entre otros temas, en relación a la pérdida de confianza por parte de la población en la clase política, Steiner declaró que esto se debe a que “la población ya se está dando cuenta (…) de que los partidos políticos todavía no son representativos de ellos”.

Sobre su otra propuesta de reducir a 50 la cantidad de diputados propietarios, Steiner enfatizó que “no se trata del número de diputados sino que se trata de la representatividad del diputado y su calidad”.

En cuanto al planteamiento del gobierno de crear un segundo acuerdo de nación, Steiner sugirió a los distintos actores involucrados a firmar un acuerdo que beneficie a los ciudadanos, basado en los ejes establecidos en la Constitución.