Presidente de la Junta Directiva aseguró que informe administrativo financiero posee contradicciones.

Zaída Romero

La Junta Directiva de la Asamblea Legislativa recibió ayer un Informe Administrativo Financiero incompleto, con vacíos y contradicciones que reflejan una crisis financiera en la cartera de Estado, según el presidente del órgano legislativo y diputado de ARENA, Norman Quijano.

“La situación crítica financiera de la Asamblea no es culpa de este servidor, la he encontrado así y la denuncié el 2 de mayo y vamos a tomar medidas oportunas”, indicó Quijano, y pidió tranquilidad a los empleados legislativos que “hacen una buena labor, que ejercen una función ya sea trabajando para un grupo parlamentario o trabajando para la institución”. Sin embargo, reiteró su descontento por el nivel excesivo de empleados en el parlamento.

“No estoy de acuerdo en ese montón de personas que solamente cobran un salario y ni tan siquiera lo conocen en las unidades”, explicó el legislador.

Según Quijano, las contrataciones aumentaron en el periodo de enero y abril de este año.

Entre otras anormalidades presentes en el Informe Administrativo Financiero se encuentran líneas telefónicas que corresponden a sujetos ajenos a la Asamblea, así lo aseguró el diputado.

Ante esto, Quijano explicó que la actual Asamblea deberá de corregir las anomalías y abusos que se están generando en el órgano de Estado.

“Hay abusos (en la Asamblea Legislativa). Sanear y hacer un esfuerzo en este sentido demanda el apoyo de los ciudadanos para sentirse respaldado por las decisiones que se van a tomar, que son difíciles. Nadie le quisiera quitar una fuente de ingreso a una familia, pero hay que corregir tantas anomalías”, indicó el legislador.