En su discurso, el diputado del PCN cuestionó a los colegas que “dieron la espalda al derecho ciudadano”.

Gabriel Recinos

Durante la plenaria 150 llevada a cabo este día en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa, el PCN fue representado por el diputado Raúl Beltrán, quien dio su discurso sobre los hechos sucedidos en el pleno el 9 de febrero de 2020.

“La Asamblea Legislativa estaría dedicada hoy a trabajar por reformas que le den beneficio al país. Sin embargo, estamos haciendo un alto en el camino de los acontecimientos de los que fuimos testigos hace un año”, dijo.

Beltrán manifestó que muchos diputados no daban crédito a lo que estaba pasando el 9 de febrero del año pasado. “Muchos no creíamos que el Estado de Derecho se estaba rompiendo en ese momento. Creíamos que se trataba de una protección al señor presidente”, explicó.

Empero, recalcó que el problema fue cuando se ingresó con armas de grueso calibre al recinto legislativo. “Guste o no, los 84 diputados entendíamos que el respeto al derecho constitucional era más que fundamental. Evidente, se estaba rompiendo en ese momento”, añadió.

El diputado del PCN cuestionó sobre qué país se está garantizando y qué país se quiere construir, tomando como base que el “9 de febrero fue un aviso”. Beltrán recriminó, además, que “muchos colegas diputados no entendieron y tomaron el camino más fácil de darle la espalda al derecho ciudadano”.

Para finalizar, exhortó a no tener miedo a renunciar al rencor y al odio. Y dijo que “si las nuevas generaciones se tornan calenturientas, habrá que calmarlas. Podemos guiarlas, decirles que lo mejor es la compresión, la tolerancia, y no la guerra y la destrucción”.