El diputado de ARENA, Norman Quijano, niega que se esté buscando un reparto en la elección de Corte de Cuentas (CCR), y que esto haya sido moneda de cambio para no quitar el fuero del Gral. Benítez, que a pesar de que será el pleno el que decida, se elaboró un dictamen en el que se manifiesta que no hay lugar de formación de causa.

“Al menos en mi fracción lo que he escuchado es que se está buscando idoneidad, debemos apartarnos de las personas que se han nombrado en los últimos años, hasta un payaso hemos tenido en la institución”, aseguró Quijano.

Según el parlamentario los próximos titulares de la Corte de Cuentas deben ser personas probas, independientes y hacer el trabajo que les corresponde.

“No se está cumpliendo con el propósito de la CCR, cuando vemos que la Fiscalía, la Sección de Probidad y los mismos magistrados de la Sala de lo Constitucional hacen señalamientos, significa que la CCR hace labores decorativas”, criticó Quijano.

El diputado tricolor lamentó que “la CCR ha estado de vacaciones en los últimos decenios, cuando incluso hay funcionarios que obtienen fondos del erario público hasta por $15 mil, la institución ha estado repartiendo finiquitos como chicles”, declaró Quijano.

Fuentes legislativas han informado que los candidatos que más suenan para la posible eleccion de CCR serían, Marcos Grande, Saúl Flores, y José Leoisick Castro. Este último es padre del gerente de la Alcaldía de San Salvador, lo que podría ser un conflicto de intereses, teniendo en cuenta que el edil capitalino es investigado por dicha institución.

Se espera que esta tarde, los partidos políticos brinden nombres de sus candidatos predilectos en la sesión de Comisión Política.