Esta mañana, un grupo de contadores y auditores independientes, acompañados por el diputado Damián Alegría, del FMLN, presentaron una pieza iniciativa en la que proponen reformas a la Ley Reguladora del Ejercicio de la Contaduría. 

Entre los objetivos de la reforma, señalaron, está que la renovación de sus credenciales se extienda hasta los 10 años. 

El parlamentario explicó que actualmente existe un consejo que regula esta función, y que además obliga a tener una credencial que vence cada tres años. “Si los contadores y auditores no la tienen, no pueden ejercer su profesión”, añadió.  

Por otra parte, indicó que los profesionales se ven limitados en su libertad de formación, capacitación o especialización ya que el consejo aprueba “las instituciones que estima conveniente y no acepta certificaciones de otras”. 

De acuerdo a los mocionantes, de  aprobarse las reformas obtendrían equidad en cuanto a otras profesiones del país y no serían limitados en su derecho al trabajo.