Parlamentarios coinciden en que la mayoría de las últimas reformas en materia electoral se han dado a raíz de sentencias de la Sala de lo Constitucional.

Ricardo Larín

Diputados en la Comisión de Reformas Electorales y Puntos Constitucionales de la Asamblea Legislativa acordaron hoy crear un equipo técnico con miembros de los partidos políticos para iniciar el trabajo de reformas a la ley electoral.

El diputado René Portillo Cuadra, presidente de la comisión, aseguró que tras conocer los informes de las misiones oficiales de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) que vinieron al país para las elecciones del 4 de marzo se establecieron varios puntos que merecen considerarse para las reformas.

Entre estas reformas se considera la creación de un nuevo código electoral, en materia de transparencia, una ley de financiamiento y la separación de materia administrativa con jurisdiccional.

“Ya no es posible que en este país se estén entregando resultados electorales hasta un mes después (…) no es posible seguir legislando con base a sentencias de la Sala de lo Constitucional, la mayoría de Tribunales Electorales en otros países se dedica a administrar justicia”, indicó Portillo Cuadra.

El diputado tricolor reiteró que no es necesario que se realice una reforma constitucional y que dependerá del acuerdo político que se tome en la comisión.

Por su parte, el diputado Mario Ponce, del PCN, añadió que “hemos visto la experiencia de otros países donde los que administran elecciones son (funcionarios) distintos a quienes imparten justicia”.

En tanto, el diputado Lorenzo Rivas, de GANA, manifestó que el proceso electoral pasado dejó experiencias para corregir para que no ocurran más adelante.

“Tenemos una elección presidencial en camino, acá vivimos en elecciones permanentemente, lamentablemente hemos visto que se desnaturalizan los procesos, un TSE haciéndose del ojo pacho en algunas situaciones, como en San Francisco Gotera”, lamentó Rivas.

La diputada Anabel Belloso, del FMLN, dijo que es importante comparar la institucionalidad electoral que existe en otros países, “pero hay que adaptarse a nuestra propia realidad, nosotros tenemos un sistema electoral muy propio en sus características”.

La intención de los diputados es que las reformas se hagan efectivas a partir del año 2021, por lo que cualquier modificación no afectaría a las elecciones presidenciales del próximo año.