La iniciativa fue presentada por el diputado Ernesto Muyshondt de ARENA

Ricardo Larín

Negociar con pandillas para fines electorales podría ser un delito carcelable de hasta 10 años si se logra la reforma al artículo 295 del Código Penal, que plantea el diputado Ernesto Muyshondt en su iniciativa presentada hoy.

El parlamentario tricolor dijo que la propuesta solicita una pena mayor a la de 4 o 6 años que habla el artículo para las tipificaciones sobre ese delito. “Pretendemos disuadir el uso de estas estructuras para que no se dé todo lo que sucedió en el pasado”, explicó.

La reforma pretende penalizar a quienes busquen establecer relaciones con pandillas a fin de conseguir réditos en las elecciones. La pena mínima sería de 7 años por cometimiento de este delito. Además, plantea que si es un funcionario el que propicie esta negociación, se inhabilite de su cargo por el mismo tiempo que dure la condena.


En la iniciativa solicitamos que “aquel que utilice a cualquier estructura delictiva para impedir el libre ejercicio del voto o para coaccionar a la ciudadanía a votar en una determinada dirección sea penado con 7 a 10 años de cárcel”, dijo.


De acuerdo al diputado de ARENA, estas estructuras criminales han sido empleadas para ejecutar acciones como decomiso de DUI de adversarios políticos, impedir el acceso a los centros de votación y buses y bloqueo de las salidas de las comunidades.

“Se acerca un evento electoral y esperamos llegar a un acuerdo de todos los partidos que participarán en las elecciones para que nadie haga un uso perverso de estas estructuras como lo han hecho en el pasado”, explicó.

Anteriormente, ARENA y el FMLN se vieron inmiscuidos en acercamientos con grupos delictivos en plena campaña presidencial del 2014.

Incluso, el diputado Muyshondt -por aquel entonces vicepresidente de Ideología de ARENA- no escapó de esta polémica, al ser señalado junto al alcalde de Ilopango, Salvador Ruano, de propiciar acercamientos con líderes de pandillas.

Sumado a ello existieron reuniones entre altos funcionarios de gobierno del FMLN en la que incluso se ofrecían créditos mediante una financiera, también en el período de campaña presidencial.

La reforma al Código Penal solo necesita 43 votos de los diputados para hacerse efectiva.

Descarga la pieza presentada por ARENA – Fraude electoral