La iniciativa busca modificar el último inciso del artículo 240 de la Constitución para que los empleados o funcionarios públicos que cometan el delito puedan ser perseguidos en cualquier tiempo.

Gabriel Recinos

Diputados de los partidos ARENA, FMLN y PCN acompañaron en la plenaria de ayer el ingreso de una iniciativa encaminada a modificar el artículo 240 de la Constitución. La medida tiene por objetivo endurecer las sanciones con los funcionarios o empleados públicos que cometan ilícitos de corrupción. Así lo explicó el presidente de la Asamblea, Mario Ponce, quien agregó que prevé que la moción sea aprobada en esta legislatura.

“Vamos a esperar que la Comisión de Legislación pueda darle el estudio correspondiente y que pueda aprobarse en esta legislatura”, manifestó el diputado Ponce. Quien agregó que los parlamentarios tienen la oportunidad de dar esta reforma “lo más pronto posible” para que sea ratificada en la próxima legislatura.

Actualmente, el último inciso del referido artículo de la Constitución señala que los juicios por enriquecimiento sin causa justa solo podrán incoarse dentro de diez años siguientes a la fecha en que el funcionario o empleado haya cesado en el cargo cuyo ejercicio pudo dar lugar a dicho enriquecimiento.

La iniciativa propone que se reforme dicho apartado de la siguiente manera: “El delito de enriquecimiento sin causa justa que cometan los funcionarios o empleados públicos es imprescriptible y, por consiguiente, pueden ser perseguidos en cualquier tiempo, aun cuando aquellos hubiesen cesado en sus funciones”.