Diputados manifestaron que aspectos como salud, educación y seguridad siguen siendo deudas del segundo gobierno del FMLN.

Ricardo Larín

Diputados de ARENA, GANA y el PCN evaluaron negativamente el tercer año de gestión del presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, asegurando que no se han cumplido objetivos de mejoramiento a la salud, la educación y a la seguridad.

El presidente deberá cumplir mañana con el mandato constitucional de rendir un informe de su gestión de un año más al frente del país. Este informe debe hacerse frente a los diputados en la Asamblea Legislativa, donde se realizará la sesión solemne.

Para el jefe de fracción de ARENA, Alberto Romero, este informe que deberá rendir el presidente no contiene “nada nuevo”.


“No sé qué va a venir a informarle (presidente Sánchez Cerén) al pueblo con el desastre de gobierno que tenemos. Lo único es que va a cumplir con la Constitución y rendirá este informe”, detalló Romero.


El jefe de fracción tricolor dijo que espera ver cambios dentro del gabinete de gobierno, además de otras propuestas que solventen la problemática fiscal del país.

“La población lo ha percibido: en materia de salud ha deteriorado el sistema, en materia educativa, lo demuestran los resultados de la PAES. En economía, todos estamos sabedores que el país ha perdido una gran cantidad de empleos”, refirió Mario Ponce.

El diputado pecenista reconoció que  las medidas extraordinarias de seguridad han servido “pero todavía no alcanza a cubrir las necesidades de seguridad que demandan los ciudadanos”.

Por su parte, el diputado Guadalupe Vásquez, jefe de bancada de GANA, manifestó que no ve tanta expectativa al informe del presidente Cerén.

“La economía sigue en crisis, sigue latente en la población, se ha mejorado en algunos aspectos de seguridad, no hay medicinas en los hospitales, en fin, la gente se queja de los mismos problemas que hemos enfrentado por años”, reaccionó Vásquez.

Incluso criticó el programa de cada sábado del presidente Cerén, denominado “Gobernando con la Gente”, asegurando que se convierte en un gasto innecesario y que dichos fondos deberían atender otras necesidades.

“Se habla del Buen Vivir, pero en realidad es un buen vivir para sus funcionarios y activistas, a la gente en la calle no le resuelven sus problemas”, manifestó Vásquez.

Con las encuestas reprobando al presidente, el mandatario realizará su intervención ante el pleno, para después desplazarse – al igual que se hizo el año pasado – a una concentración frente a la Corte Suprema de Justicia, donde rendirá “un informe de cara a la ciudadanía”.