Esta semana el gobierno podría enviar a la Asamblea Legislativa su proyecto de reforma al sistema nacional de pensiones y ya se ha indicado que la principal propuesta que el Ejecutivo hará es que el sistema pase a ser mixto.

Roberto Lorenzana, secretario técnico de la presidencia,  explicó esta mañana que el dinero de los cotizantes lo reciben las AFP pero asegura es el Estado el que paga las pensiones mínimas, por ello,  su principal apuesta será encaminar un sistema mixto .

Bajo el sistema actual, el funcionario indicó que para este año se tiene previsto pagar $600 millones en pensiones y para los próximos tres años el monto será de cerca de $1,000 millones,  cantidad que aseguró “el Estado no tiene la capacidad de pagar”.

De llegarse a concretar la propuesta del Ejecutivo de un sistema mixto en las pensiones,  el Gobierno y las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), compartirían la administración de los ahorros de los trabajadores en partes relativamente iguales.

Se ha especulado que los empleados que tengan un salario de hasta $484 se quedarían cotizando en el sistema público, mientras que aquellos que sobrepasan esa cantidad cotizarían a las AFP.

En diversas ocasiones la Asociación Salvadoreña Administradora del Fondo de Pensiones (ASAFONDOS) ha expresado que el aplicar un sistema mixto o de reparto generaría un gasto estatal que aumentará más el déficit fiscal del país.

Por lo que bajo esta perspectiva se podría plantear la duda si el Gobierno tendrá la capacidad de pagar pensiones,  basados en que el ministro de hacienda afirmó que exiten problemas financieros en el Estado.

Ante esta propuesta la presidente del Órgano Legislativo,  Lorena Peña,  aseguró que “el FMLN si votará porque el sistema sea mixto” aunque también dijo que su partido “está abierto a una discusión técnica“.