Con el objeto de que se emita la Ley Especial contra el Tráfico Ilegal de Personas, este día los diputados de la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad recibieron al fiscal general de la República, Raúl Melara, para conocer su opinión con respecto a la iniciativa. El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas, también fue convocado a la sesión. Sin embargo, no se presentó.

La ley en estudio pretende, como punto principal, emprender medidas penales contra quienes se dediquen al tráfico de personas. Acción que fue definida como un delito conexo a otros como la explotación sexual, la privación de libertad y la trata.

“Alrededor siempre hay otros delitos. Es importante que podamos tener una herramienta legal y moderna que nos permita ingresar y procesar a estas personas. Pero también un sistema que proteja a los migrantes. Eso no lo tenemos y eso esperamos con la aprobación de ley”, enfatizó Melara.

Con esta nueva ley se castigarían actos como el alojamiento, encubrimiento, la emisión de documentos falsos y el cobro ilegal a personas migrantes.

Actualmente, el tráfico de personas se circunscribe a artículos del Código Penal. No obstante, es una normativa “que no tiene dientes”, sentenció el diputado Raúl Beltrán, de PCN.

“Estaríamos hablando de la creación de una ley especial para atender a ese tema que ciertamente está afectando muchísimo a la región. Muchas personas están siendo víctimas y ha habido un aumento en las denuncias”, dijo al respecto Rodrigo Ávila, diputado de ARENA y presidente de la comisión que estudia la ley.

Los diputados coincidieron en la urgencia de aprobar la ley especial para que esta permita la coordinación internacional para frenar el delito y la atención a las familias afectadas.