La propuesta fue presentada por diputados de la bancada cyan que integran la Comisión Financiera.

Gabriel Recinos

La Comisión Financiera aprobó por unanimidad un paquete de reformas a la Ley de Historial Crediticio, una propuesta que fue presentada por los diputados de la bancada cyan que integran la comisión. 

Entre los puntos incluidos en las reformas está que los datos de los usuarios deberán ser actualizados cada 15 días. Por otra parte, la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) tendrá la capacidad de fiscalizar que los burós realicen lo establecido en la presente ley. 

Asimismo se le da la facultad para realizar visitas cada tres meses y sin previo aviso. También tendrá acceso irrestricto a las bases de datos de los historiales crediticios y podrá informar al Banco Central de Reserva (BCR) sobre cualquier anormalidad detectada.

Por su parte, la Defensoría del Consumidor podrá sancionar a los agentes económicos y agencia de datos que infrinjan los derechos de los clientes. Asimismo se le otorga la capacidad de investigar de oficio y hacer inspecciones al menos trimestralmente.

Otro punto establecido es que los productos y cobros de los servicios de las agencias de datos deberán ser autorizados por la SSF. Se dictaminó que los clientes tienen derecho a saber toda la información que manejan las agencias de datos y que los burós de crédito deben tener agencias en cada departamento del país y contar con opciones tecnológicas que permitan a los usuarios acceder a sus datos en tiempo real. Así como recibir alertas cuando son consultados sus datos. 

Además, una vez cancelado un crédito, los agentes financieros deberán extender el finiquito en un plazo máximo de 24 horas cancelado. Además de informar a las agencia de datos. En el caso de la rectificación de datos, las instituciones contarán con tres días para hacerlo. 

En el caso de las sanciones, si los burós  incurren en tres infracciones  en un año, se procederá a la revocatoria de su permiso de operación como agencia de datos.