El informe de percepción de la corrupción en el 2015, realizado por Transparencia Internacional, y compartido por la Centro de Asesoría Legal de El Salvador (FUNDE-ALAC), refleja un estancamiento del país en esa materia en los últimos tres años. Sin embargo, destaca que después que Sigfrido Reyes abandonara la presidencia de la Asamblea Legislativa, esta ha mejorado un poco en cuanto a accesibilidad a la información.

“Casos como el expresidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, inciden en la percepción de corrupción”, señaló Roberto Rubio, de FUNDE.

Durante su gestión en la Asamblea, Reyes y su asesor Byron Larrazábal realizaron una serie de compras de bienes inmuebles con dinero en efectivo, algo que Reyes nunca pudo justificar ante la opinión pública.

El Salvador se encuentra en el puesto 72 de 158 países analizados en el índice de percepción de la corrupción, donde el país ha mostrado un estancamiento por los últimos tres años.