El exsecretario privado de Presidencia, en la gestión Saca, no pudo justificar la procedencia de $18.5 millones. Además enfrenta un proceso por desviar fondos públicos a cuentas privadas.

Gabriel Recinos

La Cámara Primero de lo Civil admitió la demanda por enriquecimiento ilícito en contra de Elmer Charlaix, quien fuera exsecretario privado de la Presidencia durante la gestión de Antonio Saca.


Según el texto mostrado por la Fiscalía General de la República (FGR), en su calidad de exfuncionario público, Charlaix se habría enriquecido con $18,593,520.09.


En la demanda también se incluye a María Arline de Charlaix, a quien se le atribuye la suma de $173,925.75.

Los imputados cuentan con un período de 20 días hábiles para responder por la demanda y preparar su defensa.

En el caso de Elmer Charlaix, el emplazamiento deberá realizarse en el Centro Penitenciario La Esperanza (Mariona), donde se encuentra recluido desde el pasado 17 de enero.

Charlaix fue trasladado a ese penal junto a Elías Antonio Saca, expresidente de la República; Julio Rank, exsecretario de Comunicaciones; César Funes, exsecretario de Juventud; Jorge Alberto Herrera, tesorero de la Presidencia; Francisco Rodríguez Arteaga, jefe de la Unidad Financiera Institucional de CAPRES; y Pablo Gómez, contador del secretario privado de la Presidencia.

Los siete exfuncionarios son acusados por la FGR por los delitos de lavado de dinero, el desvío de $246 millones de fondos públicos a cuentas privadas, agrupaciones ilícitas y peculado.