Iniciado el proceso electoral, el ritmo de trabajo en la Asamblea se comprime. Se adelantan las plenarias y los diputados tienen más días para campaña.

Gabriel Recinos

A poco más de un mes para que se lleven a cabo las elecciones legislativas, la contienda electoral está entrando en su etapa final. Los comicios están pautados para el 28 de febrero. Por lo que los parlamentarios que buscan la reelección deben compaginar su trabajo en la Asamblea Legislativa con la campaña en busca de renovar su espacio en una curul. 

Como ha sucedido en periodos legislativos pasados, el ritmo de trabajo en este órgano de Estado tiende a cambiar al acercarse el día de la elección. Una de las prácticas que se repite en este periodo consiste en acortar un día de convocatorias de trabajo a las comisiones legislativas. 

Por lo general, las sesiones de las comisiones legislativas se convocan los días lunes, martes y miércoles. Dando paso al desarrollo de las sesiones plenarias ordinarias los días jueves. Empero, en periodos electorales, ese espacio de trabajo tiende a reducirse a lunes y martes. En ocasiones, algunas comisiones son llamadas a trabajar los miércoles, previo a la plenaria. 

Una vieja práctica

El acortar un día de convocatorias de trabajo a las comisiones previo a un proceso electoral no es ajeno a legislaturas pasadas. Los comicios legislativos que dieron paso a la conformación de la actual Asamblea se llevaron a cabo el 4 de marzo de 2018. Y el calendario electoral del Tribunal Supremo Electoral (TSE) estableció para el inicio de la propaganda el miércoles 3 de enero de 2018. 

En ese mes, las plenarias sufrieron un cambio de su día habitual de desarrollo. La plenaria 128 se efectuó el viernes 5 de enero. Mientras que las sesiones 129, 130 y 131 fueron convocadas los días miércoles 10, 17 y 24 de enero, respectivamente. La siguiente plenaria (132) fue el lunes 30 de enero. 

El siguiente mes, la sesión 133 retornó a los jueves (8 de febrero). Empero, las restantes tres plenarias fueron los días martes 13 (134), martes 20 (135) y martes 27 de febrero (136). El fin de la propaganda, de acuerdo al calendario del TSE, fue el 28 de febrero. 

Las elecciones para elegir la Asamblea del periodo 2012-2015 no fueron la excepción. Al revisar los registros históricos de las plenarias, nueve años atrás también es visible esta práctica de recortar al menos un día del trabajo de convocatoria de comisiones. 

En 2012 , los comicios se llevaron a cabo el domingo 11 de marzo. El periodo de propaganda inició el martes 10 de enero y finalizó el miércoles 7 de marzo. En ese año, en el mes de enero la plenaria 128 se desarrolló el miércoles 11 de enero, la siguiente (129) volvió al habitual jueves (19 de enero). Empero, la 130 se efectuó el miércoles 25. 

En el mes de febrero fueron convocadas cinco sesiones plenarias (131, 132, 133, 134 y 135). Todas se realizaron el día miércoles (1, 8, 15, 22 y 29 de febrero, respectivamente). La plenaria previa a las elecciones fue el martes 6 de marzo. 

Costumbre legislativa

El 2021 no ha sido la excepción. Las elecciones para conformar la Asamblea 2021-2024 se realizarán el 28 de febrero. El calendario electoral dio paso a la propaganda el 27 de diciembre y finalizará el 24 de febrero. 

La plenaria 146 abrió el camino al cambio del día habitual de las plenarias. Esta fue convocada el miércoles 13 de enero. Por lo que la llamada de las comisiones se comprimió a los días los lunes, martes y la mañana del miércoles. 

La siguiente sesión (147) en el Salón Azul fue convocada el próximo miércoles 20 de enero. Esta semana, el trabajo de las comisiones se redujo a la tarde del lunes, el martes y la mañana del miércoles. 

La decisión de este cambio, como afirmaron algunos diputados, se debe a la contienda electoral. Pues al realizar las plenarias los miércoles, los parlamentarios cuentan con los jueves, viernes, sábados y domingos para hacer campaña. 

La decisión, añadieron,  fue tomada en Junta Directiva, con el aval de su presidente, Mario Ponce, tras la solicitud de los grupos parlamentarios.