El próximo 29 de noviembre entrará en vigencia la reforma al artículo 20 de la Ley para Facilitar la Inclusión Financiera. Con este esfurezo de la Comisión Financiera, los usuarios tendrán la posibilidad de abrir una cuenta de ahorro de forma simplificada, ya sea en bancos comerciales, cooperativas o en sociedades de ahorro y crédito.

Para abrir una cuenta, los usuarios solo deberán presentar su Documento Único de Identidad (DUI) y los nombres de los beneficiarios. En el caso de los salvadoreños en el exterior, el proceso será de manera digital luego de presentar su pasaporte o carné de residencia.

Otro de los puntos acordados en este acto de justicia financiera es que habrá una reducción de requisitos para que los jóvenes entre 16 y 18 años. Ahora podrán tener sus cuentas de ahorro solo mostrando su partida de nacimiento o el carné de minoridad.

Asimismo se eliminó la exigencia de un monto mínimo para abrir una cuenta, que a la fecha ronda entre $25 y $50.