Los miembros de la Comisión de Trabajo propusieron una serie de reformas a los artículos 378 y 425 del Código de Trabajo. El objetivo de las medidas es simplificar y agilizar los procesos jurídicos. Además se busca tener más eficiencia con los recursos del Estado y lograr una armonía adecuada entre empleadores y empleados.

Con ello se busca establecer la suma por la que un juicio puede solucionarse a través de un proceso abreviado. Actualmente la cuantía corresponde a 200 colones ($22.87), cifra que no corresponde a la actualidad de El Salvador.

La propuesta consiste en aumentar dicho techo y actualizar la cifra a dólares, permitiendo que los procesos se resuelvan de forma más expedita. La cifra estipulada quedaría en $2,000, indicaron. Por tanto, los casos en los que se reclame dicha cantidad o que sea menor a esta podrían resolverse con procesos abreviados.

La propuesta, por tanto, es aumentar ese techo y actualizar la cifra a dólares, para posibilitar que los procesos se resuelvan de forma más expedita y con ello contribuir a reducir la mora judicial que puedan tener los Juzgados de lo Laboral.

«Además, buscamos ampliar el tiempo para que los colaboradores presenten pruebas pertinentes en los juzgados. Vamos a garantizar una pronta y debida justicia para la clase trabajadora, y actualizaremos la legislación», señaló Edgardo Mulato.