Ayer, Nayib Bukele, presidente de El Salvador, anunció la quinta fase del Plan Control Territorial. La Fase 5, denominada Extracción, tendrá por objetivo «extraer hasta el último terrorista de las comunidades», indicó Bukele.

Al respecto, varios diputados de la nueva Asamblea resaltaron el alcance y los buenos resultados que a la fecha han tenido la implementación de medidas como el Plan Control Territorial y el Régimen de Excepción.

«Se cumplen ocho meses desde el primer Régimen de Excepción y de un combate frontal a los grupos terroristas. La nueva Aamblea está comprometida para devolver la paz y seguridad de nuestro querido El Salvador», manifestó el diputado Rubén Flores.

Su colega Dania González recalcó que la población salvadoreña respalda las medidas implementadas por el Ejecutivo, «principalmente por atender y solventar una de las problemáticas: la delincuencia y la violencia de las pandillas».

Christian Guevara explicó que con esta fase se cerrarán ciudades, colonias o comunidades enteras. «Uno por uno se irán extrayendo las plagas. Hasta que caiga el último. No hay vuelta atrás», indicó.

Por su parte, Carlos Bruch recalcó que las «medidas de seguridad responden a un plan estratégico (…) Actualmente el Estado trabaja como debe ser. El Gabinete de Seguridad tiene un equipo muy profesional y con experiencia para atacar a las estructuras criminales».

Ernesto Castro, presidente de la Asamblea, dijo al mandatario que puede contar con el Legislativo para la implementación de la Fase 5 del Plan Control Territorial. «Le daremos siempre la gobernabilidad necesaria para salvar más vidas de salvadoreños honrados y trabajadores», señaló.