Durante la plenaria 83, los diputados de la nueva Asamblea Legislativa dieron el aval para financiar el mejoramiento de 300 kilómetros de caminos rurales no pavimentados. Además de fortalecer la gestión vial por medio de la planificación.

Los fondos aprobados del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) servirán para mejorar calles en los departamentos de Usulután, Chalatenango, Santa Ana, San Vicente y La Unión.

Por medio de estos recursos se espera contribuir a la modernización de la circulación y la conectividad vial, el aumento de la actividad económica y la generación de empleos.

Además, se busca asegurar que estas obras sean resistentes a los cambios climáticos y que tengan accesibilidad universal.

Tras la aprobación, el presidente de la Asamblea, Ernesto Castro, señaló en sus redes sociales: «Trabajamos para llevar progreso y crecimiento económico a todos los rincones de nuestro país. Falta mucho por hacer, pero vamos por el camino correcto».