En la sesión plenaria de ayer, los diputados de la nueva Asamblea avalaron con 80 votos modificar el artículo 33-A de la Ley de Protección al Consumidor. De este modo, una vez en vigencia, las empresas y comerciantes deberán cumplir con los derechos de los usuarios respecto a la ejecución de garantías al comprar bienes o productos defectuosos.

«En el pasado se decretaron leyes para que las grandes empresas se aprovecharan de los consumidores, eso lo hicieron con intención de afectarlos. Analizando este tipo de situaciones vemos que es necesario el cambio”, expuso el diputado Saúl Mancía.

Su colega Edwin Serpas añadió que con las reformas a la Ley de Protección al Consumidor se está haciendo justicia para los salvadoreños. «Estamos llevando a El Salvador a niveles óptimos en temas de leyes que benefician a los usuarios”, recalcó.

Los parlamentarios señalaron que ahora no habrá excusas para que los comerciantes no respondan por un producto defectuoso o servicio deficiente al no tener una factura, pues contar con un registro electrónico. Además, indicaron que se eliminarom los 30 días que hasta hoy tiene una garantía y se extiende el tiempo total.