En la sesión plenaria de ayer, los diputados de la Asamblea Legislativa avalaron una serie de reformas a la Ley Especial Contra el Crimen Organizado y a la Ley de Telecomunicaciones. El objetivo de ambas enmiendas es dotar de más herramientas a las autoridades en el combate a la delincuencia.

Sobre los cambios en la Ley de Telecomunicaciones, las empresas que prestan servicios en el país tendrán prohibido brindar servicios a celulares con reporte de robo o hurto. En cuanto a la Ley Especial Contra el Crimen Organizado se amplió el alcance del concepto “crimen organizado”.

Suecy Callejas, diputada de Nuevas Ideas, recalcó que las reformas redefinen el concepto de crimen organizado, armonizando la actual normativa con la Ley Penal Juvenil. Añadió que al concurrir «adultos y menores de edad en calidad de procesados, estarán a cargo de dos jueces, cada uno con competencia para cada segmento de edad».

«Con estas reformas a la Ley de Telecomunicaciones y la Ley Contra el Crimen Organizado le estamos poniendo otros clavos más al ataúd de las organizaciones de terroristas pandilleros y esperamos pronto acabar con este cáncer», dijo Guillermo Gallegos en entrevista televisiva.