La nueva Asamblea Legislativa continúa apoyando a los salvadoreños que fueron afectados por el paso de la tormenta tropical Julia sobre territorio nacional. Las sedes departamentales de la institución se mantienen activas haciendo entregas de insumos en diferentes puntos del país. A estas acciones también se siguen sumando los diputados de la bancada cyan.

Bladimir Barahona se sumó a los trabajos en el municipio Guatajiagua, departamento de Morazán. En el lugar entregó artículos de primera necesidad a los afectados, en un trabajo articulado con los ministerios de Vivienda y Desarrollo Social.

En San Salvador se continuó con la entrega de comida preparada y víveres a los refugiados en los albergues de Santo Tomás, Santiago Texacuangos y San Marcos.

En Usulután, los diputados Raúl Castillo y Ángel Lobos se mantiene trabajando para velar por las necesidades de más de 75 familias albergadas en el INJUVE del cantón Puerto Parada.

Desde el pasado fin de semana, el presidente de la Asamblea, Ernesto Castro, indicó que las sedes departamentales de la institución funcionarían como centros de acopio y desde ese momento personal de la institución y diputados se han mantenido trabajando por los afectados.