Esta semana, en la sesión plenaria se aprobó un contrato de préstamo con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF). Con 65 votos se avaló el empréstito suscrito el 6 de julio. El monto del préstamo es de hasta $100 millones.

El préstamos, denominado “Segundo Financiamiento Adicional para Proyectos de Respuesta de El Salvador ante el COVID-19”, tiene por objetivo mitigar la amenaza del coronavirus. Además de fortalecer el sistema de salud del país.

Con este empréstito se apoya la compra de medicamentos, insumos y equipos médicos. Además de la realización de obras de rehabilitación y compra de oxigenadores.

Cabe destacar que el año pasado se avaló un financiamiento adicional de $50 millones que dio paso a la compra de 1.2 millones de dosis de vacunas.