Elisa Rosales, diputada de la bancada cyan y presidenta de la Comisión de Asuntos Municipales, habló esta mañana sobre la iniciativa de reforma a la Ley General Tributaria Municipal. En la entrevista, la parlamentaria aseguró que la medida no implicará la generación de nuevos gravámenes.

«La propuesta pretende reformar 45 artículos. Quiero aclarar que no vamos a generar más impuestos. La última modificación de esta normativa fue en 2005 y ya no responde a las necesidades de la gente», indicó.

Rosales aseguró que objetivo principal de la reforma es lograr «el pago de impuestos de manera justa y equitativa en las alcaldías».

«Pretendemos dotar a las alcaldías de herramientas jurídicas que les permitan combatir la evasión tributaria de las grandes empresas y tener más recursos para ejecutar obras de beneficio para los ciudadanos», sentenció.