Durante la plenaria de ayer, los diputados aprobaron el decreto que contiene la autorización al Órgano Ejecutivo para que suscriba un contrato de préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para el Programa Temporal de Apoyo ante la Crisis de los Combustibles en El Salvador.

El objetivo de la iniciativa es reembolsar al Estado «las erogaciones que ha realizado o los ingresos que ha dejado o dejará de percibir por la implementación de las medidas económicas para paliar el impacto de la crisis inflacionaria y proteger la economía familiar», reza el documento. La medida fue avalada con 66 votos.

«Congelar el precio del combustible se traduce en beneficios para toda la cadena de producción», expuso Marcela Pineda. Por su parte, Alexia Rivas recalcó que «el país ha logrado frenar el impacto de la crisis internacional gracias a las prontas medidas del Presidente Nayib Bukele».