Con las recientes aprobaciones realizadas por la nueva Asamblea, en un trabajo conjunto con el Ejecutivo, se ha logrado minimizar el impacto de los efectos de la crisis económica a escala mundial. La más reciente medida es la fijación de los precios máximos de los combustibles.

“Los precios del combustible se han fijado porque nosotros sabemos la urgencia de este tema», expuso la diputada Elisa Rosales, de la bancada cyan. Al respecto, el presidente de la Asamblea, Ernesto Castro, destacó que si el presidente de la República, Nayib Bukele, «no hubiera tomado acciones concretas para defender la economía de los salvadoreños», este día el precio de los combustibles estaría por encima de los $5.

“Cuidar la economía familiar es una de las prioridades de este gobierno. Como población, debemos saber que una crisis mundial de este tipo amerita medidas responsables y a la altura de la exigencia de los salvadoreños”, agregó el diputado José Raúl Chamagua.

Por si parte, Carlos Bruch indicó que el «gobierno ha tomado a bien aplicar estas medidas para paliar la crisis económica». Y destacó que la nueva Asamblea las hemos respaldado porque si no «hubiéramos actuado a tiempo, el precio de la gasolina hubiera afectado gravemente a los consumidores».