La Comisión Agropecuaria recibió al ministro de Medio Ambiente, Fernando López, para conocer sobre el impacto medio ambiental generado por la quema en los cultivos de caña. Así como el efecto que deriva de esta práctica sobre los suelos.

López explicó que el origen de las quemas no contraladas se da por prácticas irresponsables. Estas, dijo, no solo afectan al sector cañero. En su avance destruyen a la fauna y coloca en una situación de peligro a los pobladores de los alrededores.

La diputada Norma Lobo dijo que con estos insumos se podrán generar “leyes que tengan penalidades», ya que «estas acciones están generando un alto impacto en el ecosistema y en la calidad de vida de los salvadoreños”.

“Un mal procedimiento en la quema de caña puede generar que nuestros suelos dejen de ser fértiles. Además, estamos poniendo en peligro la fauna y flora de nuestro país”, sentenció.