En la sesión plenaria 41, los diputados aprobaron reformar cuatro artículos del Código Procesal Penal (CPP). Estos están relacionados a delitos informáticos y conexos. La medida se aprobó con 63 votos y servirá para fortalecer la modificación a la ley en torno a esta temática.

Con la aprobación se implementarán como prueba de un delito los documentos digitales, mensajes electrónicos, imágenes, videos, datos y cualquier tipo de información que sea almacenada, recibida o transmitida a través de las Tecnologías de la Información y Comunicación o por medio de cualquier dispositivo electrónico.

Dichas pruebas podrán ser evaluadas por las autoridades correspondientes en las diligencias judiciales. Las modificaciones proponen la inclusión de la figura de agente encubierto digital, medidas cautelares y el bloqueo de cuentas, entre otras.

El objetivo de las modificaciones es prevenir y combatir delitos como estafas, hurtos de identidad, pedofilia, seducción de menores, obtención y divulgación de información de carácter personal no autorizada, extorsión, falsedad de documentos y firmas, utilización de datos personales para cometer ilícitos y proteger billeteras electrónicas.