Ivonne Hernández, diputada de la bancada cyan, interpuso ayer un aviso ante la Fiscalía General de la República (FGR). La parlamentaria señaló que ha sido víctima de los delitos de violación a la privacidad y suplantación de identidad. Esto tras el hackeo de su cuenta de WhatsApp.

Hernández expuso que “ha sido indignante la forma en que entraron a mi cuenta difundiendo información maliciosa». Además, señaló que «es indignante cómo se ha tratado de denigrar la imagen de una mujer”.

Azucena Guzmán, diputada suplente de Nuevas Ideas, también fue víctima de los mismos delitos.

La diputada Hernández dijo sus contactos recibieron información falsa e imágenes pornográficas. Razón por la que pidió a quienes los recibieron que eliminen el número telefónico y hagan caso omiso de esos mensajes.

Como evidencia principal de este caso, la diputada entregó a la Fiscalía su teléfono.