El diputado Gustavo Escalante habló con C85 del escenario que se vive en la Asamblea a pocas semanas del cierre de la actual legislatura. En su opinión, el mensaje del 28 de febrero fue claro: no se debe dialogar con ARENA y FMLN. 

Escalante considera que pese a que se sacó a los diputados corruptos, aún quedan “los corruptores”, quienes buscarían acercarse a los parlamentarios electos con el objetivo de mantener inalterable la corrupción dentro de la Asamblea Legislativa. 

A semanas de la finalización de la actual legislatura, ¿cómo describiría el trabajo realizado por los integrantes de la Asamblea Legislativa?

Creo que más claro no puede estar. Prácticamente fueron desaprobados por la población salvadoreña el 28 de febrero. La votación de ese día refleja una desaprobación total al trabajo de la Asamblea Legislativa actual. Y no solo la actual. La población lo que dijo es “señores, se me van para afuera todos”. 

Están dejando su curul personas que han tenido ese espacio durante décadas y prácticamente ahora están saliendo por la puerta trasera. Más claro no puede ser, una desaprobación total por parte del pueblo salvadoreño a una Asamblea Legislativa que se dedicó a trabajar para pequeños grupos de interés. 

Comandada por dos partidos políticos grandes (ARENA y FMLN) y uno pequeño, el PDC, a través de Rodolfo Parker, articularon todo el trabajo alrededor de ellos, y enfocados en defender cúpulas partidarias y sus intereses, dejaron de lado al pueblo salvadoreño y se dedicaron a arremeter en contra del gobierno, sobre todo los últimos dos años.

¿Cómo describe el trabajo realizado por Norman Quinano y Mario Ponce al frente de la Asamblea?

Fue lo mismo. Lo único que pasó fue que se alternaron la cabeza de la institución. Atrás estaba el mismo grupo manejando la Asamblea Legislativa. Mario Ponce presionado por ARENA, el FMLN y Rodolfo Parker de que le iban a quitar la presidencia, tenían los votos. En el momento que Ponce iba a asumir le dijeron que tenían los votos para que no asumiera o para que siguiera, pero que se tenía que someter. Y obviamente Mario Ponce continuó siendo lo mismo. Una Asamblea Legislativa administrada prácticamente por ARENA, FMLN y Rodolfo Parker. 

¿Qué se puede esperar de los diputados en estos últimos días, podríamos ver aprobaciones exprés?

Lo de la Ley del Agua es irónico. Durante las últimas tres legislaturas no han llegado a un consenso y ahora que faltan alrededor de 30 días para que acabe la legislatura se están poniendo de acuerdo en todo. Creería que es un tema que le corresponde ver a la nueva Asamblea Legislativa porque en este momento estarían sacando una ley para favorecer a pequeños grupos de interés de estos dos partidos mayoritarios. 

Y justo son 15 años de estancamiento de la Ley de Agua. ¿Será ese el objetivo de los “sentones” propuestos en Comisión de Medio Ambiente, favorecer a esos grupos que menciona?

Es muy probable. Hay que recordar que tienen compromisos. No tiene sentido aprobar de una manera exprés, en los últimos 30 días, algo que no han logrado las últimas tres legislaturas. Creo que la nueva Asamblea Legislativa debería iniciar con este compromiso. 

Obviamente el agua es uno de los recursos vitales de la humanidad y deben legislar para cuidarla. Somos testigos de cómo es cada vez más escaso y es el momento de protegerlo, pero en el buen sentido. No venir y protegerlo para privatizar y que solo unos cuantos ganen, como ha sido la historia de El Salvador en repetidas ocasiones. Que lo que vienen es a privatizar para que un pequeño grupo pueda lucrarse.

El presidente Bukele ha hablado de veto en caso se llegue a aprobar…

Creo que es una decisión muy sabia y prudente. Incluso podría pasar una elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia en los últimos días. No le corresponde a la Asamblea Legislativa actual porque ya hizo una elección, pero puede darse el caso por su desesperación. Recordemos que en 30 días dentro de la correlación ARENA y FMLN prácticamente pasan a ser partidos de adorno. 

¿Cómo es posible que se haya desarrollado el entramado de plazas fantasma dentro de la Asamblea Legislativa?

Es por lo mismo, recordemos cómo se han venido protegiendo en el tiempo estos partidos políticos, haciendo negociaciones de la administración de la Asamblea Legislativa. Y esto a costa de obtener privilegios: yo te doy la presidencia, vos me das secretarias pero me das más plazas, más presupuesto. Y así cada vez que había una nueva legislatura, con tal de tener una gobernabilidad y de mantener o ampliar esos privilegios, se venía y se protegía o aumentaba. 

¿Cuál es el detalle ahora? Que la presión de la población y el mensaje que expresaron en las urnas el 28 de febrero fue duro. Aquí Nuevas Ideas va a venir el 1 de mayo y sin necesidad de ningún partido político se va a instalar y va a empezar a funcionar. Y esta Asamblea Legislativa va a funcionar solo con ellos. Y el mensaje de la población salvadoreña fue “miren, señores, no queremos que comiencen la Asamblea Legislativa haciendo componendas, repartiéndose puestos de junta directiva, repartiéndose dádivas o aumentándose presupuestos. Sino que vayan y que limpien, que metan una auditoría profunda, por eso les hemos dado la cantidad suficiente de diputados para que no tengan que depender de nadie”.

¿Qué se debe hacer en caso se determine un número exacto de plazas fantasma dentro de la Asamblea?

Creo que existen las instancias legales para poder denunciar y existen los procesos y las penas en la ley. Esto no debe volver a pasar. Esta práctica se debe de erradicar. El presupuesto de la Asamblea Legislativa está inflado, la cantidad de personas que labora aquí es demasiada. 

Este último año la Asamblea funcionó con el 20 % del personal. El 80 % restante estuvo en casa. Y te das cuenta que la Asamblea Legislativa no ha dejado de producir. Creo que debe haber una reingeniería total incluso en la cantidad de empleados y el tema del presupuesto. 

SITRAL también ha señalado la escasez de insumos médicos en la clínica, que no se han dado uniformes y que incluso no hay papel higiénico en diversas áreas de la institución… 

Creo que eso es algo que de entrada la nueva Asamblea Legislativa debe controlar, el tema de las compras. Habría que revisar en qué se ha gastado de una manera incorrecta estos recursos. Hace un par de días vi una nota donde comentaban que se habían comprado $128 mil en snacks. ¿De verdad hay alguien que pueda consumir esa cantidad de snacks en una plenaria? Creo que es humanamente imposible que te puedas consumir $128 mil en churritos en las cuatro plenarias de un mes durante los 12 meses. 

Creo que es obligación del nuevo presidente de la Asamblea, entiendo que será Ernesto Castro, que entre con una auditoría profunda en el tema de compras. 

¿Se debe dialogar con ARENA y FMLN en esta nueva configuración legislativa?

No. El pueblo salvadoreño fue claro, no quiere diálogo. Si hubiera mandado a dialogar le hubiera dado los votos, la cantidad de diputados a ARENA y el FMLN. Y a Nuevas Ideas le hubiera dado una distribución para que se sentaran y dialogaran. 

Aquí el mensaje es bien claro. Lo que la población quiere es que entre la nueva Asamblea Legislativa y disminuya la cantidad de puestos en junta directiva, que ordene administrativamente esta Asamblea, que quite los privilegios y que empiece a administrar y emanar leyes en apoyo y beneficio de la ciudadanía. 

El presidente le marcó la cancha a los nuevos diputados. Fue claro, que acá el pueblo no los ha mandado a que tengan una mesa de diálogo para continuar este modelo corrupto, de desperdicio y malversación que ha tenido la Asamblea. El mandato es de venir, ordenar, cambiar y mejorar. En ese sentido creo que no es necesario que se sienten a dialogar ni con los partidos políticos y mucho menos con los dueños.

Aquí el 28 de febrero sacaron a estos diputados, a los corruptos. Pero los corruptores han quedado. Y estos corruptores van a venir y querer tocar a los nuevos diputados electos para tratar de que continúe funcionando como actualmente caminaba este órgano del Estado.

¿Cuál cree que es el futuro que le espera a ARENA?

ARENA debe de ser cancelado como partido político. Hay suficientes elementos en la mesa para que lo hagan. Creería que el Tribunal Supremo Electoral debería proceder a cancelar el partido ARENA.