El diputado de GANA lamenta que a un mes de que finalice la legislatura no se tenga una ley de agua aprobada. Cree que se repetirá el escenario de pasadas legislaturas y que los nuevos diputados comenzarán de cero con el estudio. 

Sobre el retraso, dijo que la pandemia afectó, pero que no se puede culpar por completo a ese punto. 

Han pasado 15 años desde que se presentó la primera propuesta de la Ley de Agua, ¿cuál es la postura de la Comisión de Medio Ambiente en este momento?

Se está en el estudio. Esta semana se probaron unos artículos. Todos sabemos que esta es una ley muy importante para el país. Lamentablemente estamos a un mes de terminar la legislatura y no hemos aprobado la ley. 

Estoy de acuerdo en que se aprobara en esta legislatura. Pero mi preocupación está en el sentido que de alguna manera el presidente se tomará su tiempo para analizar la ley. Si la sanciona, la observa o la veta. Lógicamente querrá una ley que vaya a beneficio para el país y los salvadoreños.

Lo otro que me preocupa es que si no la terminamos de aprobar vamos a correr el riesgo de que los nuevos diputados que vengan van a querer conocer desde un inicio el articulado de la ley. Eso nos hará volver a iniciar. Y tiene lógica. Los diputados que vengan no van a aprobar una ley que ellos no han conocido o estudiado. 

¿Cuántos artículos van aprobados hasta el momento?

Alrededor de unos 38 artículos. 

¿Qué opina de la postura de algunos miembros y de la presidenta de la comisión de buscar hacer “sentones” estas semanas?

Desconozco el interés de los demás grupos parlamentarios. En mi opinión, veo lógico que los nuevos diputados quieran conocer y estudiar la ley, conocer el articulado. Yo creería que eso es correcto. Yo fuera uno, si hay una ley que no se terminó de aprobar en una legislatura y debo comenzar, yo voy a querer conocer de la ley. 

Corremos esos riesgos. Yo he dicho que si lo aprobamos, bienvenido sea, voy a seguir votando a que la ley se apruebe porque la necesitamos. Pero corremos el riesgo, y es lógico, el presidente va a tomarse su tiempo, y tiene todo el derecho, para observarla, sancionarla o vetarla. 

¿Qué es lo que ha llevado a estar a semanas de cerrar la actual legislatura y no tener aprobada la ley? En un momento se planteó tenerla en el último trimestre de 2020…

Se han dado un montón de situaciones incluso en legislaturas anteriores. 

¿Qué tipo de situaciones?

El tema de la autoridad (del agua), la junta directiva, cómo iba a quedar conformada. Hoy como la ley se ha venido aprobando en esta legislatura, estoy muy contento porque es de servicio público. Eso es importante porque la junta directiva está compuesta por ministros, funcionarios públicos. La ley de agua no puede estar en manos de privados, debe estar en manos del sector público. 

Algunos parlamentarios señalan que la pandemia retrasó la aprobación de la ley. ¿Es realmente la pandemia o es falta de voluntad?

Creo que la pandemia nos afectó, porque por la misma situación de riesgo a veces hacíamos quórum a veces no. Pero no podemos estar echándole la culpa a la pandemia en su totalidad. Creo que ha sido más de descuido de la comisión porque se pasó un montón de tiempo que no se agendaba el tema. 

De hecho, antes de las elecciones la comisión pasó mes y medio sin sesionar, la misma presidenta dijo que fue por la inasistencia de los diputados…

Así es. Esperaría que estos días se apruebe y sino, creo que lo más saludable es que la nueva legislatura que se va a conformar, y los diputados que conformen la Comisión de Medio Ambiente, analicen bien la ley y la puedan aprobar. 

¿Considera que este es un tema de tinte político que solo toma fuerza al cierre e inicio de las legislaturas?

Ese ha sido el problema que hemos tenido con la ley. Que siempre se ha politizado el tema, ha sido una bandera política, y no voy a decir de qué partido. Pero definitivamente eso es lo que ha pasado y por lo que no tenemos ley.