A un año de que el gobierno presentara a  la Asamblea Legislativa su propuesta del sistema mixto de pensiones, Ricardo Soriano, presidente del Comité de Trabajadores en Defensa de los Fondos de Pensiones (COMTRADEFOP), considera que la actitud del Ejecutivo, en ese momento, fue “apresurada”.

Lo anterior, dijo, debido a que recientemente el gobierno cambió su posición inicial y manifestó que su proyecto de reforma era para un tiempo corto.

Agregó que tras la entrega de la propuesta de reforma de la Iniciativa Ciudadana para las Pensiones (ICP), que integra COMTRADEFOP, FUSADES, ANEP y ASAFONDOS, el proceso para definir una solución no ha caducado y que el gobierno está a tiempo para evitar entrar a una crisis de impago.

Curul 85 (C85): ICP ha sido crítica a la propuesta del gobierno, en el sentido que no es transparente, no fue consensuada y contiene vicios de inconstitucionalidad… Incluso cuando anunciaron que elaborarían su alternativa, usted fue claro al decir que “rotundamente” no estaban de acuerdo con el sistema mixto…

Ricardo Soriano (RS): Desde el principio se vislumbraba que iba dirigido a resolver el problema fiscal (del gobierno). Por ejemplo, hablaban de los dos salarios mínimos. Primero eran $284, después lo subieron a $503 y posteriormente les urgía un aumento por lo menos de $300, para poder constituir una tercera opción que sería $600. Ese monto de $600 es el cúmulo que pudieran ellos retirar de los fondos que tiene ahorrado cada trabajador en el sistema privado que está en las AFP.

Por otra parte, hablan de la apreciación de los techos previsionales para los trabajadores, a disminuirlos a su mínima expresión, a una pensión mínima que equivale a $207, no importando la cuantía que tiene al momento de iniciar su pensión. Pero agregan que si el Estado no tiene los recursos para cumplirle al trabajador, hay riesgo de que se quede esperando el pago.

Lo que pasa con los afiliados al IPSFA nos sirve como espejo. Esos parámetros son los que hemos ido viendo y por ello es que no estamos de acuerdo con la posición que el gobierno ha presentado.

C85: Fueron varios meses en los que ejecutaron diversos procesos de consulta ciudadana, y que derivaron en la propuesta presentada esta semana. ¿Qué resultados destaca del proyecto entregado a la Asamblea Legislativa?

RS: Entre los contenidos que integran la propuesta está asegurarle la pensión vitalicia al trabajador, el hecho de que pueda realizar un retiro de sus propios fondos. Ahí, por ejemplo, no necesitará de un fiador, el interés que pagará será el mismo que dejó el dinero de percibir si no hubiera hecho uso de ese préstamo.

Además, si al periodo de su trabajo activo le faltará un tiempo para sufragar esa deuda, tiene la opción de reponer la cuantía que le falta cancelar o seguir trabajando para que pueda cumplir con su compromiso. Salvo que diga no, ya no quiero continuar y mejor recibo lo que me corresponde a este momento.

Algunos podrán sentir largo esperar 10 años (para optar al “autopréstamo”), pero todos los trabajadores que vienen cotizando y ya tienen 10 años, una vez aprobada la ley, inmediatemene podrán hacer uso de ese recurso que viene en la reforma.

C85: Como Iniciativa Ciudadana para las Pensiones, ¿cuál es el siguiente paso que ejecutarán tras haber entregado su propuesta a la Asamblea?

RS: Lo primero será realizar cabildeo con todas las fracciones políticas. También continuaremos realizando las gestiones para tener reuniones con el Ejecutivo. Tenemos ofrecimientos de reuniones y apoyo de la banca internacional, a través del BID, Banco Mundial y el Fondo Monetario. Esta semana se inician estas conversaciones.

Es un trabajo integral: realizar visitas a los trabajadores a escala nacional, estar pendientes del estudio que lleve adelante la Asamblea. Es decir, hay una agenda para darle seguimiento hasta llegar a un feliz término, que es lo que esperamos para el trabajador. Y agregar en este debate algunos términos puntuales que pudieron quedar cortos.

C85: Ustedes mencionaron que uno de sus principales temores es que su propuesta sea fragmentada en la Asamblea. ¿Qué acciones tomarían en caso se diera este escenario?

RS: Para tratar de evitar ese escenario es el apoyo internacional, las reuniones con los partidos políticos, no acompañándolos a las mesas a Casa Presidencial, sino que reuniones entre la Iniciativa y el Ejecutivo para ir acercando posiciones. Al respecto, ya se le pidió al secretario Técnico poder conversar con el partido oficial.

Este proceso no ha caducado, todos los sectores deben estar pendientes. Esta agenda debe hacer su trabajo graníticamente dentro del marco que la ley nos faculta y llegar, si fuese necesario, a la Sala de lo Constitucional.

C85: Mencionaron que dentro de su propuesta quedaron fuera ciertos puntos, como proponer soluciones al sector informal. ¿Cómo piensan abordar este tema?

RS: Ya hay un estudio avanzado y nos reuniremos con los trabajadores organizados que están en el sector. Hay varios sindicatos y asociaciones. Ellos comprenden el tema, la OIT les ha dado capacitaciones en base al Convenio 102. Ahora tienen interés y un criterio con el que no contaban  hace cinco o 10 años.

Además, ya hay ciertos planteamientos con algunos diputados, quienes estarían de acuerdo para que este sector pueda ingresar, para que tengan acceso a la parte de salud a través del Seguro Social. Será aún más fácil con aquellos que hayan trabajado previamente en el sector formal, para que coticen al Seguro y la AFP.

C85: Si las discusiones por la reforma de pensiones continúan dilatándose, ¿cuál consideran que será el escenario del sistema previsional salvadoreño?

RS: Sería un caso insólito a escala centroamericana. Este es un tema desgastante. Nosotros lo que preveíamos era una mejor rentabilidad, luego nos encontramos con esta reforma presentada por el gobierno.

Así como está el gobierno, con problemas financieros, creo que este proyecto viene a garantizarle, a darle cierta estabilidad y ayudarle en la parte fiscal. Así como está diseñado, lleva ingredientes que ha solicitado la banca internacional.

Lleva integrada la parte vitalicia, que no lleva la propuesta del gobierno. La banca internacional ha pedido subir el techo de la edad (cotización), pero en ese punto tenemos reservas. Una vez hablemos con la banca y nos planteen la recomendación real que le dieron al gobierno, vamos a procesarla.

Hasta este momento solo el gobierno sabe qué le dijeron, creo que ni los partidos lo tienen claro.
El gobierno está a tiempo. Nosotros le hemos llevado la medicina para la enfermedad que tiene, y está a dos meses para llegar a una crisis de impago.