El golpe de los venezolanos

Hoy los venezolanos muestran su poder, el poder que tienen como ciudadanos, porque más allá de las fotos multitudinarias que muestran a miles de venezolanos que protestan contra las acciones del gobierno actual, lo que hay son miles de individuos, miles de ciudadanos que ya llegaron al fondo y que han entendido que si ellos de manera individual no presionan al cambio, su Libertad seguirá presa de líderes totalitarios.

La respuesta del oficialismo en ese país es lógica y no nos debe extrañar, todos los regímenes fracasados antes de dejar el poder hacen lo único que saben hacer: Reprimir. La represión y la violencia a través de las herramientas del Estado es la única respuesta que tienen frente a la falta de resultados, la inoperancia, la incapacidad y la falta de ideas.

Mismas ideas que le faltan a todos los gobiernos de la región, que parece que cierran sus ojos a una realidad que cada vez es más imponente, misma ceguera que muestran los miembros del FMLN que gritan, se pronuncian y ocupan parte de su tiempo en defender un sistema fracasado, sin duda el compromiso que generan los intereses particulares los obliga a parecer desubicados de la realidad que los ciudadanos están viviendo.

Es curioso como todo ese bloque latinoamericano que defiende al presidente Maduro cada vez que los ciudadanos expresan su reproche a medidas populistas y de corte totalitario, dicen que se trata de un golpe de Estado, mientras que cuando sus amigos hacen lo mismo, ellos dicen que se trata de la reivindicación de los pueblos, vaya inconsistencia.

Hoy en efecto los venezolanos dan un golpe, pero no de la forma que lo entienden los enemigos de la Libertad de América, porque eso solo fuera posible si los ciudadanos tuvieran el control de las instituciones y es todo lo contrario.

En Venezuela, Maduro y el oficialismo tienen control de todas las instituciones y es eso lo único que los mantiene en el poder, aún con la inconformidad de los ciudadanos.

Hoy Venezuela está dando un golpe, pero a la clase política, al estatus quo que se tomó un país para beneficio de pocos, hoy los venezolanos están dando un golpe pero a favor de la Libertad, un golpe a favor de los ciudadanos, un golpe en la búsqueda de devolver el poder a quien de verdad lo tiene: el individuo.

Eso no lo entienden los que se han enriquecido de manera perversa a costa del sufrimiento de los venezolanos, eso no lo entienden porque no les conviene entenderlo, la buena noticia es que cada día, con más fuerza y sin el uso de violencia, los venezolanos recobran su poder y con golpes cada vez más fuertes y con seguridad, recobrarán su Libertad.

¡Ánimo Venezuela! Como dijo Enrique Krause: “A los tiranos se les enfrenta, no se les apacigua”

Por: Juan Pablo Castell colaborador de Curul 85