La presidente del parlamento, Lorena Peña, defendió hoy el sistema de votaciones recién adquirido por el Órgano Legislativo y aseguró que esto traerá mayor seguridad a las votaciones de los diputados, pues el sistema anterior estaba obsoleto.

«El sistema de votación costó $500 mil, mientras que el anterior costaba $700 mil. Quiero recalcar que para esta compra no hemos pedido ningún centavo más al Gobierno», aseguró la diputada.

Peña reconoció que la decisión fue tomada por la Junta Directiva de la Asamblea, que nombró una comisión junto con la Unidad de Adquisiciones de la Asamblea y la Gerencia de Operaciones Legislativas, juntos a partidos políticos para evaluar la oferta.

«Se hicieron licitaciones, ya algunas personas llegaron a pedir información sobre esto a la Oficina de Información de la Asamblea (…) la vamos a entregar», manifestó la titular legislativa, quien añadió que «se nos propuso cambiar los pupitres (curules), pero eso no lo quisimos hacer, los diputados se han encariñado con ellos».

Votos por CNJ
Cuestionada por los $1200 millones más que el oficialismo pretende aprobar para cambiar deuda a corto plazo para largo plazo, la presidente Peña reiteró que depende de los votos de ARENA para poderse aprobar, aunque sabe que es difícil que estos apoyen dicha aprobación, y que el partido de oposición estaría condicionando sus votos a la elección del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ).

«Me atrevería a especular que ARENA quiere el CNJ a cambio de sus votos por el CNJ», aseguró.

Dicho nombramiento lleva ya 9 meses en la Asamblea Legislativa sin lograr un acuerdo, principalmente entre las dos fuerzas políticas mayoritarias: ARENA y el FMLN.

En otro tema, la presidente Peña mencionó que podría desclasificar información de la Asamblea Legislativa toda vez que así lo apruebe la Junta Directiva.

«Voy a proponer a la Junta Directiva que podamos desclasificar alguna información de la Asamblea Legislativa.

Cuando yo llegué a la presidencia había mala calificación en cuanto a acceso a información, hoy gracias a la Junta Directiva se ha mejorado en este índice», aseguró.

A la parlamentaria le quedan cuatro meses para finalizar su período al frente de la Asamblea; a finales de octubre deberá entregar la presidencia al actual vicepresidente del parlamento, Guillermo Gallegos.