La presidente del parlamento, Lorena Peña, remitió hoy un informe al Tribunal de Ética Gubernamental (TEG), en el que detalla la transmisión realizada por los medios legislativos de la sesión solemne No 8, donde el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, rindió cuentas por su segundo año de mandato.

Sin embargo, posterior a la sesión solemne, el mandatario y muchos diputados oficialistas se dirigieron a un evento proselitista, en las afueras de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), donde también participaron muchos empleados de distintas carteras de Estado.

Allí, el sistema de medios legislativos continuó con sus transmisiones de dicho evento, a pesar de contar con una agenda partidaria.

Por eso, el TEG abrió expediente de investigación a la titular del Órgano Legislativo, para que explicara la utilización de los medios en el acto proselitista.

En sus alegatos presentados al TEG, Peña pide que “se dé por terminado el trámite inicial aperturado en atención a que las afirmaciones sobre las que se ha solicitado informe no tienen fundamentación de violación a la Constitución, ni al Reglamento Interior de la Asamblea, ni se ha transgredido la ética pública, por parte de la suscrita”.

La titular del legislativo explica al TEG que la transmisión que se efectuó de la sesión solemne se establece el art. 64., del Reglamento Interior de esta Asamblea Legislativa.

Peña además justificó que los medios legislativos dan cobertura a las actividades en las que ella participa, en su calidad de titular del legislativo, tal como sucedió cuando acompañó al Presidente de la República cuando presentó su rendición de cuentas ante el público, junto al Gabinete de Gobierno, el Alto Mando de la Fuerza Armada, y representantes de organizaciones civiles.

Ayer, el TEG dio a conocer un listado de funcionarios con proceso dentro del TEG, en el que figuraba la diputada Peña, quién hasta ayer, desconocía del proceso en su contra y los motivos del mismo.