La Cámara Primera de lo Civil admitió la demanda por enriquecimiento ilícito contra el expresidente de la República, Elías Antonio Saca, y su esposa Ana Ligia de Saca. La demanda contra el ex mandatario es por un monto arriba de los $4 millones de incremento patrimonial que de acuerdo a las autoridades no pudo justificar.

En el mes se febrero la Corte Suprema de Justicia inmovilizo seis cuentas bancarias y una vivienda de Antonio Saca, a la vez que ordenó el inicio del proceso civil en su contra.

Pese a aceptar la demanda contra los esposos Saca, la Cámara no admitió las demandas contra su empresa y sus hijos, la Fiscalía tendra 5 días habiles para apelar esta decisión.

La demanda formal fue interpuesta por la Fiscalía General de la República el pasado 21 de abril