La Fundación Nacional para el Desarrollo, FUNDE, presentó hoy su balance económico de la gestión del segundo año de Gobierno de Salvador Sánchez Cerén, en el que destacaron que las finanzas del Estado tienen serias deficiencias, producto la falta de liquidez del mismo.
«La economía de El Salvador aún no levanta cabeza. Se necesitan entendimientos en los campos económicos y fiscal», señaló Roberto Rubio de FUNDE.
La fundación señala que si bien es cierto ha habido una leve recuperación en economía con respecto al 2015, esto no ha sido tangible en los ciudadanos. Según Rommel Rodríguez, representante de FUNDE, «el sector privado ha generado 10,449 empleos en los últimos dos años, mientras que el sector público solo 143».
Otro de los aspectos señalados por la ONG es que las remesas no recuperan su nivel desde el 2009, que está dos puntos abajo del Producto Interno Bruto (PIB), además de las exportaciones que tienden a la baja desde el 2012 hasta este año.
Mientras, Carlos Pérez, asesor del área macroeconómica de FUNDE, señaló que «el bajo ritmo en la actividad económica ha condicionado el desempeño de ingresos, y en el 2016, a pesar de aprobar nuevos impuestos, la tendencia es la misma, y se podría llegar a una brecha de $250 millones al finalizar el año.

1p
En la parte fiscal, Pérez destacó que los principales ejes de recaudación (IVA e Impuesto sobre la Renta) están por debajo de los niveles obtenidos en el 2015 y por debajo de lo presupuestado por Hacienda.

FUNDE señaló también que el gasto corriente sigue creciendo a un ritmo constante, lo que perjudica a la inversión en el país. «El gobierno está en una situación crítica de liquidez, pero aún tiene espacios para seguir emitiendo LETES en el 2016, hasta por $912.4 millones», señaló Pérez.
La fundación recomendó que se cree cuanto antes una instancia de alto nivel con grupos de expertos que formulen medidas técnicas a nivel, financieras y políticamente viables, y que aborden dos temas según explicó Rubio: emergencia fiscal y estancamiento económico.
«No tenemos un motor de la economía nacional. Hay que definir a qué le vamos a apostar», finalizó Rubio.

2p