Diputados contarán a partir de hoy con un nuevo sistema de votación que ya está instalado en sus curules, pero que aún está en fase de prueba. Para hacer efectiva la instalación de este nuevo equipo, la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa avaló hace unos meses la cantidad de $499 mil 315. El dinero proviene del préstamo que concedió el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para modernización de la Asamblea Legislativa.

De acuerdo al diputado del PCN y secretario de Junta Directiva, Reynaldo Cardoza, el nuevo sistema estaría funcionando totalmente en 15 días y explicó que el cambio se debe a los múltiples fallos que el actual sistema está generando.

Fallos que de acuerdo a Cardoza, incomodan a los diputados y dificultan la claridad en las votaciones pues en ocasiones «deben levantar la mano para votar o el sistema se tarda en reconocer al diputado», explicó Cardoza y añadió que «el sistema que tenemos está obsoleto, la tecnología va avanzando, el micrófono hace un ‘estruendo’ horrible y este es un nuevo sistema innovador».

Sin embargo, el diputado de ARENA, Juan Valiente, considera que este ha sido un gasto innecesario. «Fácilmente se puede poner un sistema donde el voto se de con nuestra tarjeta» y añade que esta es «otra muestra de la falta de priorización del gasto público».

Cardoza consideró que las declaraciones del diputado Juan Valiente son «destructivas» y señaló que «aquí habemos diputados destructivos y constructivos, esas son palabras destructivas en nosotros mismos…. yo si creo que la tecnología va avanzando y no podemos quedarnos con un sistema obsoleto»

Entre las novedades que presenta el nuevo sistema de votación electrónica es que permitirá que el diputado se identifique con su voz, ojos y rostros, esto como mecanismo de seguridad para que el sistema se active.

Además permitirá que la presidencia de la Asamblea pueda suspender la palabra a cualquiera de los legisladores inmediatamente que esta la considere así; permitirá, además, que los legisladores puedan leer los decretos a través de una pantalla especial incorporada al aparato y mejorará el sonido en el salón azul.

El actual sistema de votación electrónica fue instalado en el año 2005 convirtiéndose en el primer parlamento de Centroamérica en contar con un equipo como este.