Diputados de la Comisión de Reformas Electorales del parlamento congelaron hoy diversas propuestas referentes a la modificación de papeletas de votación para diputados a la Asamblea Legislativa y otras reformas pertinentes al proceso electoral.

El principal disenso ocurrió con la impugnación de votos y de cuándo es necesario abrir las cajas de papeletas para revisar dichos votos.

«El espíritu (de la reforma) es a raíz de que aparecieron una gran cantidad de votos nulos, y que cuando el TSE abrió cajas resultó que no eran tal, queríamos incluir los votos nulos con los impugnados, y si la sumatoria de ellos podía cambiar los resultados, entonces que se abra, no hubo acuerdo para ello», señaló el diputado Alberto Romero de ARENA.

Por su parte, la diputada efemelenista, Jackeline Rivera, manifestó que «no tiene sentido que se cuente un voto nulo, pues este carece de validez».

«El TSE no tiene por qué volver a contar un voto nulo, este ya no es válido. Entonces mejor convirtamos al TSE en una JRV nacional y que cuente todos los votos emitidos», dijo.

Además los diputados pretenden dejar un plazo de un año para que ni la Asamblea Legislativa ni la Sala de lo Constitucional cambien las reglas de elecciones, abres de realizarse los comicios.

Con ello, se pretende que no ocurran los sucesos de las pasadas elecciones del 2015, donde se implementó el voto cruzado.

Otra de las diferencias entre los diputados está en la correlatividad numérica en las casillas donde aparece cada diputado.

Con el tema estancado en la Comisión, la próxima semana se acordó recibir a miembros del Tribunal Supremo Electoral a fin de explicar la implementación de organismos electorales temporales. Mientras, el resto de reformas se retomarán dentro de 15 días, con propuestas de la parte técnica de dicha comisión legislativa.