Pese a asegurar que en un futuro el Gobierno no podrá sostener el pago de las pensiones, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, dijo hoy que se mantendrán firmes en su postura de aprobar a la brevedad posible las reformas a las pensiones, que permitirían emigrar a un sistema mixto, donde el gobierno administraría cerca de $4,300 millones provenientes del actual fondo de pensiones.

 “Llegará el momento que el Estado no podrá cubrir las pensiones, por ello es urgente (aprobar) las reformas de pensiones” aseguró el mandatario y enfatizó que “no vamos a retirar las reformas a pensiones, las vamos a mantener”.

En la última sesión plenaria, diputados del FMLN intentaron introducir el dictamen de la Comisión de Hacienda para poder aprobar las reformas. Sin embargo, el partido oficialista se vio solo en este intento y el documento con las reformas no contó con las firmas necesarias para poder ser visto en esa plenaria.

Además, el mandatario acusó que existe una campaña para buscar influir miedo en la población y para proteger el interés de las administradoras de pensiones.

“Los engaños y las mentiras sobre la Reforma a Pensiones son para proteger las millonarias ganancias de  las empresas AFPs” sentenció.

Para aprobar estas reformas el FMLN necesita 43 votos, cantidad que hasta el momento no ha logrado conseguir y solo lo haría si el partido GANA y PCN los acompañan, pero ambos institutos han asegurado que no darán sus votos.

“Estamos firmes en no apoyar la reforma de pensiones porque no es lo que el país necesita”, aseguró el diputado Francis Zablah, durante una consulta que el directorio nacional de GANA realizará hoy en el departamento de la Libertad.