Luego de la reunión sostenida por el gabinete de Seguridad del Gobierno y diputados de la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad de la Asamblea ayer, se acordó la necesidad de financiamiento para el desarrollo de las medidas de seguridad.

Se necesitan $152 millones para el desarrollo de dicho plan, durante los próximos meses, según las autoridades.

Y para ningún partido político es ajena la necesidad de fondos para las medidas de seguridad. El problema está de dónde obtenerlos.

Esto a pesar que al ciudadano se le aplica ya un recargo en el uso de las telecomunicaciones conocido como Contribución Especial a la Seguridad Ciudadana, que en la práctica, ha sido utilizado para financiar otros programas que no son exclusivos de la seguridad.

Esta semana, ARENA propuso crear un nuevo fondo especial, proveniente de todos los préstamos negociados para la seguridad.

«Como partido hemos insistido que hay que hacer un uso adecuado de los recursos. Hemos planteado que haya un ente contralor para los recursos. Hemos planteado la creación de un fondo», dijo el tricolor Rodrigo Ávila.

El mismo FMLN reconoce que hacen falta recursos, y hay voces que se han sumado a la petición de los mismos.

«Hay problemas de caja, hay necesidad de fondos para implementar las medidas de seguridad, no hay suficiente de dónde sacar», manifestó Medardo González en un programa radial.

Se plantea que estos fondos vayan directamente a quienes están combatiendo al crimen, tal como lo expuso el diputado efemelenista, Misael Mejía.

«Se incluye mejorar algunas condiciones de estímulo para la PNC y Fuerza Armada. Se debe proveer mejor equipo», aseguró.

También el diputado Guillermo Gallegos, de GANA detalló que «además de palabras y buenos deseos a la PNC y Fuerza Armada debemos dar estímulo económico como prioridad».

Las próximas semanas serán claves para definir el financiamiento de las medidas de seguridad, si se buscarán vía nuevos impuestos o préstamos que el gobierno pueda buscar.