El fiscal general de la República, Douglas Arquímides Meléndez, presentó hoy al pleno una serie de medidas y reformas penales enfocadas al combate a las pandillas.

Meléndez aseguró que estas reformas van enfocadas en dos términos: frenar el acoso a menores de edad en centros escolares y penalizar a quienes coarten la libertad de circulación de las personas.

Sin embargo, pidió la colaboración de todas las entidades que combaten la delincuencia, entre ellos la policía, Fiscalía y Fuerza Armada.

El fiscal tuvo especiales palabras para los jueces, que retrasan los procesos judiciales contra estos grupos terroristas.

«No es posible que estemos combatiendo la delincuencia y que los jueces no nos colaboren», dijo el fiscal Meléndez.

Según el funcionario, ya la CSJ tiene informes de estos jueces que entorpecen los procesos o que se escusan de conocer los casos.

Las medidas del Fiscal

Meléndez pidió a los diputados reformas encaminadas a castigar el accionar de las pandillas.

Entre ellas penalizar el acoso a alumnos, maestros y directores de escuelas por parte de las pandillas.

También se busca que la FGR pueda girar órdenes de captura contra menores hasta por 30 días. Este punto, ha generado diversos puntos de vista entre los diputados, por tratados firmados de protección a los menores de edad.

Meléndez añadió que se busca frenar el tráfico de armas, y el hurto y robo de vehículos para el cometimiento de delitos.

Todas estas reformas serán estudiadas por la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narcoactividad la próxima semana.