La Asamblea Legislativa se apresta a aprobar esta semana nuevas medidas de seguridad y es que la Comisión de Seguridad estaría por presentar en la sesión plenaria de esta semana reformas a la legislación penal, entre ellas penalizar de 4 a 8 años de cárcel por impedir libre circulación en cualquier territorio.

«Se tipificará como delito obstáculo a la libre circulación, cuando pandilleros no dejan entrar o salir de un territorio» dijo el diputado Guillermo Gallegos.

En la reunión que también participó el fiscal general de la República, Douglas Meléndez y el Ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez, se acordó incluir en las normativas penales el concepto de «terrorista» acuñado por la Sala de lo Constitucional del Corte Suprema de Justicia.

Según explico el fiscal Meléndez, actualmente existe una dificultad en probar ante los jueces que se ha cometido actos de terrorismo por la diversidad de conceptos «se necesita que quede claro las características de este hecho» puntualizó el jefe del Ministerio Público.

Por su parte, el diputado de ARENA aseguró que «lo que queremos es que las medidas (seguridad) tengan comportamiento práctico, para eso debemos tener una redacción clara».

Además, la Comisión de Seguridad acordó reformar la Ley Penal Juvenil a fin que los menores de edad que sean detenidos cometiendo delitos puedan ser detenidos procesalmente, por lo que pasarían 72 horas detenidos.

A esta medida, el partido FMLN solicitó tiempo para analizarlas, pues consideraron que «por hacer esto a la carrera vamos a contradecir convenios internacionales o la Constitución» según el diputado Misael Mejía.

Sin embargo, esta medida se espera sea aprobada esta semana pues cuenta con el apoyo de ARENA, GANA y FMLN.

De acuerdo a estimaciones hechas por autoridades de seguridad, desde la entrada en vigencia de estas medidas de seguridad, se ha logrado disminuir los índices de homicidios de 22 asesinatos diarios a 11. Sin embargo, un supuesto comunicado de las pandillas dado a conocer anoche asegura que estos índices han descendido «por decisión de ellos, como muestra de querer un diálogo».