El parlamento aprobó hoy una serie de reformas que tipifican nuevos delitos y reforman el Código Penal, la Ley Especial contra Actos de Terrorismo y la Ley Penal Juvenil.

Las reformas contemplan, por ejemplo, sancionar hasta con 15 años de prisión a quienes negocien o financien a grupos delincuenciales o terroristas.

También se contempla castigar con pena de cárcel impedir la libre circulación de ciudadanos, tal y como las restricciones que imponen las pandillas en ciertas comunidades. La pena será de 6 a 10 años de cárcel.

Otro delito contemplado en las reformas es la instigación en centros escolares por parte de grupos delincuenciales, tanto para quienes intenten reclutar menores como los que amenacen a los maestros.

En cuanto a las reformas a la Ley Penal Juvenil, hoy se permitirá hacer detenciones administrativas en contra de menores de edad en vías de investigación, hasta por 72 horas, y sin necesidad de una orden judicial.

Finalmente, oponerse a una requisa o registro, con el agravante de utilizar armas de fuego, serán penados de 3 a 6 años de cárcel.