Esta semana, durante la sesión plenaria, el FMLN buscará autorizar al gobierno inicie las negociaciones para un préstamo de $100 millones que serían invertidos para programas de seguridad.

Para ello, la Comisión de Hacienda habría acordado emitir un dictamen favorable, el cual se podría aprobar con 43 votos. Pese a que ya se tiene un impuesto para recaudar fondos para seguridad -Contribución Especial a la Seguridad Ciudadana (CESC)- el secretario técnico de presidencia de la República, Roberto Lorenzana, aseguró que no se cuentan con el financiamiento suficiente para efectuar las nuevas medidas de seguridad.

«Tenemos (fondos) para arrancar, pero para darle sostenibilidad en el tiempo tenemos que tener otro financiamiento» dijo Roberto Lorenzana.

Por su parte, el partido ARENA ha pedido claridad de cómo se usarán los fondos que solicitan, en especial por que los gastos que generen las nuevas medidas de seguridad serán sin el proceso de licitación explicó la diputada, Ana Vilma de Escobar.

Al respecto, el diputado tricolor  Mauricio Vargas, adelantó que fiscalizarán las compras directas que realice el ejecutivo, y advirtió que «si hay indicios de corrupción, hasta allí llegó nuestro apoyo».

La vicepresidente Ana Vilma de Escobar,  también recordó al FMLN que ya se les ha aprobado financiamiento y no ven resultados. «Hemos avalado casi $800 millones en deuda y se han aplicado 23 nuevos impuestos». Además reiteró que hay un préstamo de $170 millones en materia de seguridad y únicamente se han ejecutado cien mil dólares.

Por su parte el PCN y PDC ya han mostrado su intención de acompañar esta votación, siempre y cuando, los fondos efectivamente se usen para seguridad, por lo que no se descarta que el jueves se apruebe en su primera fase este nuevo endeudamiento.