Pese a ser el candidato presidencial de ARENA en el 2014, el diputado y vicepresidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano se desmarca del conocimiento de la reunión sostenida por el entonces vicepresidente de ideología de ARENA, el diputado Ernesto Muyshondt, y el alcalde de Ilopango, Salvador Ruano.

Quijano sostuvo que desconocía dicha reunión, y que en ningún momento se había tomado la decisión de dialogar con las pandillas, para llegar a un acuerdo.

«Nunca he trabajado al margen de la Ley, los pandilleros fueron determinantes en las elecciones, al evitar que nuestros compatriotas votaron por ARENA», señaló.

Quijano aclaró que dio un giro a partir de la primera vuelta, y convocó a diversos sectores del partido que señalaron que se habían confiscado sus DUIs para no votar por ARENA. «Había un acuerdo de las pandillas para votar por Sánchez Cerén», aseguró.

Por su parte, el diputado del PCN, Reynaldo López Cardoza, señaló que se ha evidenciado con este video, la búsqueda de acuerdo con las pandillas, en busca de votos.

«Es una doble moral, los partidos utilizan a las pandillas, como votos», aseguró Cardoza.

El diputado pecenista adelantó que él estaría de acuerdo en formar una Comisión especial para investigar estas posibles prerrogativas.

Mientras el diputado de GANA, Jesús Grande, no quiso comprometer la posición del partido, «No estaría de acuerdo en formar una Comisión, mejor apoyar medidas de combate ante la delincuencia», dijo.

Algunos sectores del principal partido de oposición, pedirán que el diputado Muyshondt, e incluso Quijano, desistan de participar en las elecciones internas del partido.