La presidente del congreso, Lorena Peña, manifestó hoy que no se descarta la posibilidad de crear una comisión de antejuicio contra el diputado de ARENA, Ernesto Muyshondt, tras la divulgación de un video donde el entonces vicepresidente de ideología de ARENA y el alcalde tricolor de Ilopango, Salvador Ruano, sostienen una reunión con supuestos líderes de pandillas.

Peña dijo que su partido ya puso un aviso esta semana ante la Fiscalía General de la República (FGR), para que investigue si hubo ofrecimientos fuera de ley a grupos terroristas.

«Pusimos una demanda ante la FGR, por las declaraciones de estas dos personas que impunemente dijeron que sostuvieron varias reuniones con grupos delictivos», dijo la titular del Órgano Legislativo.

Peña adelantó que «podrían iniciar un proceso acá (Asamblea Legislativa) pero confiamos en las investigaciones de la Fiscalía».

El proceso conllevaría a la creación de una comisión de antejuicio, para desaforar al diputado. Proceso al que ya fueron sometidos otros diputados en el pasado, por diversos actos.

La presidente argumentó que el plan de arena en las pasadas presidenciales del 2014 aducían un combate total contra la maras, y por otro lado se negociaba con ellos, de allí que eso representa un delito, según la diputada.

«Si garantizarles estabilidad a las mafias para que sigan operando, no puede estar por encima de la Ley», aseguró.

Por este hecho, el diputado Muyshondt fue citado ayer por la FGR, a fin de que rinda su declaración ante el ministerio público.

Muyshondt aseguró ayer, a través de sus redes sociales, que asistiría a colaborar con la FGR.

Por su parte, el diputado Norman Quijano insistió en que no tuvo conocimiento de dicha reunión, y que no ve que se confabule algún delito, por tanto, no procede una investigación.

Además, Quijano lamentó las declaraciones del alcalde de Ilopango, Salvador Ruano, brindadas en una entrevista televisiva, donde expresó que el entonces candidato presidencial de ARENA, conocía de estas reuniones.

«Donde hay delito es en la tregua del FMLN, porque se violó la ley penitenciaria. Y de ese señor (alcalde Ruano) lamentó sus declaraciones, el señor abusa mucho del alcohol y no podría confiar en ese alcalde», dijo.