Con 75 votos, los diputados aprobaron ayer la Ley de Deberes y Derechos de los Pacientes y Prestadores de Salud, tanto en el ámbito de la Salud Pública, como en la privada.

La normativa busca que los prestadores de salud cumplan con las obligaciones para brindar salud, para que el paciente pueda cumplir con todos sus tratamientos según se establece.

Además, se busca castigar la negligencia médica, a través de multas y sanciones, en caso de que así sea comprobado, e incluso, de la suspensión de la profesión de los prestadores de salud cuando se trate de faltas graves.

También se pretende que con la normativa se tenga más control sobre las clínicas privadas, y los servicios de salud que prestan a la población.

El diputado de ARENA y presidente de la Comisión de Salud, Orlando Cabrera Candray señaló que «con la aprobación de esta ley, se garantiza el trato igualitario entre los pacientes, así como la atinada información sobre cualquier proceso jurídico brindado por un médico a su paciente».

La ley fue aprobada luego de 40 semanas en discusión al interior de la Comisión de Salud, donde se contó con los aportes de diversos sectores de la salud, por ejemplo el Consejo Superior de Salud Pública.